Beneficios de la leche fresca

A diferencia de otras leches que son sometidas a procesos agresivos en los que se elimina cualquier microorganismo natural para aumentar su tiempo de caducidad afectando, así mismo, a su aroma y sabor, la leche fresca Váleme sólo se pasteriza, el proceso más leve y que mejor conserva sus propiedades, es natural y saludable.

La leche fresca Váleme conserva sus vitaminas y minerales naturales, no está enriquecida químicamente con vitaminas como otras leches, no lo necesita porque en su proceso las conserva de forma natural.

El sabor es 100% natural e intenso, dulce, aromático.

Además de proteínas, hidratos de carbono y minerales como el fósforo y el calcio, contiene una gran cantidad de vitaminas:

  • D: Ayuda a la absorción del calcio. Muy útil en situaciones en las que se forman tejidos nuevos, tales como el crecimiento en niños y adolescentes, el embarazo y la lactancia, intervenciones quirúrgicas, heridas graves y fracturas óseas.
  • A: Favorece a la función visual y ayuda a formar los tejidos nerviosos.
  • E: Conocida por sus propiedades antioxidantes.
  • B6: Necesaria para reforzar el sistema inmune y crecimiento celular.
  • B9 o ácido fólico: Ligada al crecimiento y al correcto funcionamiento de la médula ósea. Su ingesta es muy importante durante el embarazo.
  • B12: Ayuda al desarrollo del sistema nervioso, a la síntesis de glóbulos rojos y al funcionamiento del tracto gastrointestinal. De gran importancia para el crecimiento.
  •